Gobierno del reencuentro…con el trabajo infantil

Jonathan Báez Valencia

El 12 de junio de cada año se conmemora la lucha contra el trabajo infantil. En efecto se esperaría que el gobierno del presidente Lasso, con un discurso que da tanto énfasis a la lucha contra la desnutrición infantil, tenga también en su agenda resolver este dilema. No obstante, ninguno de estos dos elementos han sido resueltos en la práctica. En el caso de la desnutrición, parece ser más una pantalla para privatizar el Banco del Pacífico y en el caso del trabajo infantil, su aumento ha llegado a un nivel jamás visto desde hace catorce años. De esa manera, el trabajo infantil asciende al 10% a diciembre de 2021. Eso implica que diez de cada 100 niños trabajan. Lo que plantea un incremento en relación con 2019, cuando el trabajo infantil ya estaba en pleno incremento, adicionando niños y niñas a trabajar en lugar de disfrutar su infancia, debido a las condiciones desiguales del país. Esto parece indicar que efectivamente se trata de un gobierno del reencuentro con el trabajo infantil.

Las Naciones Unidas indican que “a principios de 2020, 1 de cada 10 niños de 5 años o más estaba realizando trabajo infantil. Hablamos concretamente de 63 millones de niñas y 97 millones de niños”.[1] Y en Ecuador estos datos coinciden con la estimación del año 2021, siendo la más alta y jamás antes vista desde que existe información disponible en 2007. Se trata de casi 375 mil niños y niñas en estas condiciones. Esto puede indicar que, desde la pandemia, los y las niñas que se vieron obligados y obligadas a trabajar para solventar las economías de las familias (probablemente también obligadas a dejar los estudios) se han mantenido así. Desde esta perspectiva, las desigualdades que la política económica del gobierno del encuentro reproduce ha provocado que niños y niñas se vean en la necesidad de trabajar, truncando sus vidas y sus futuros.

Un gran indicativo de este elemento es que las estadísticas oficiales ya no muestran este dato, por lo que es necesario estimarla. De esa manera, al indagar en la Encuesta Nacional Empleo, Desempleo y Subempleo de diciembre de 2021 se observa que el trabajo infantil asciende a más del 10% entre niños y niñas de 5 a 14 años. Por lo tanto, en este 12 de junio es de vital importancia que las fuerzas sociales interpelen al gobierno comandado por un banquero que, en la realización de las políticas públicas parece beneficiar exclusivamente a su grupo social, en detrimento del resto de la población. El aumento de la desigualdad así lo demuestra.[2] Por lo tanto es necesario que el Estado “invierta más en los sistemas y planes de protección social, a fin de establecer pisos de protección social sólidos y proteger a los niños contra el trabajo infantil” como mencionan las Naciones Unidas. Algo que solo se alcanza con sistemas de impuestos progresivos que luchen contra los paraísos fiscales, contra la precarización, contra la lógica pura de mercado, contra el neoliberalismo. Así nuestros niños y niñas van a vivir con dignidad sus vidas y no agotarlas en el trabajo infantil.

Gráfico 1. Trabajo infantil en Ecuador 2007-2021

Nota: a diciembre de cada año

Fuente: INEC-ENEMDU

Elaboración: Propia


[1] https://www.un.org/es/observances/world-day-against-child-labour

[2] https://coyunturauceiie.wordpress.com/2022/05/25/primer-ano-de-las-desigualdades-el-informe-del-presidente-lasso/

5 Comments

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s